martes, 29 de abril de 2008

Gerra - Anonimo

Prólogo:
Dirigido a cuales su oficio es matar gente por medio de la guerra:
"Soldado que huye es sinónimo de sabiduría, por lo cual soldado que batalla es el reflejo de la idiotez que tiñe mentes de los que se creen sabios" (dicho propio)

*Los presentes textos constituyen un crítica mordaz y satírica dirigidos al fenómeno causal de tanta muerte y miseria en la humanidad...damas y caballeros...la guerra.

CITAS DE TELEGRAMA
PROSA 1 SALVAR AL HUMANO
telegrama 1: "Ud. pobre soldado, muchas veces hombre-masa víctima de los más pérfidos nacionalismos, tome éstos pasajes y llévese a su esposa e hijos a un lugar seguro"

telegrama 2: "a Ud. hombre soldado me dirijo nuevamente,acabo de salvar a un superior suyo. Ahora es su turno porque prefiero verlo libre, que forme una familia y sea feliz viendo crecer a sus hijos"
Ojalá se pudiesen salvar todos...utopías
PROSA 2 LA FRÍALDAD
Ha llegado telegrama de un teniente de guerra X (da lo mismo el nombre):
" mi general hemos muerto al capitán del ejército contrario. Por lo que nos hemos informado, su familia estaba constituida solo por un hijo de 12 años, ya que su esposa y madre de tal niño ha fallecido hace años atrás"
A lo que el general responde con otro telegrama:
"Bueno, creo que sería sano exterminar también a ese niño, de esta forma le evitaremos el sufrimiento de la ausencia de su padre y por ende la desdicha de vivir sin sus dos progenitores"
El teniente sin signos de asombro responde animoso:
"¡a sus órdenes mi general!"

POR TELéFONO:
PROSA 1 LA MUERTE LLAMA A LA CODICIA
Conversación telefónica de soldado a soldado:
Vicente:"oye Luis ¿Has ido a la fosa común donde yacen los cadáveres de los enemigos muertos?
Luis:"No, no he tenido aquel placer, ¿Por qué?
V: "Porque te cuento que en este momento estoy haciendo una fortuna extrayendo dientes de oro"
L: "genial, me doy un baño y vamos inmediatamente, ¡Nos haremos ricos! ¡Esas muertes son el alimento de nuestra vida!
V: "De hecho amigo, en todo caso hay que conseguir una fragua, porque con el aspecto de dentadura este oro luce asqueroso"
L: "Sí, me parece excelente, ese oro debe lucir digno de tal y no a indicios de putrefacto cadáver...bueno, espérame, nos vemos en 15 minutos, chao, hasta pronto"
V: "hasta pronto, no demores..."

EN TERRENO DE GUERRA
Lugar de acción= campo de guerra en situación de tregua:
-Y los soldados querían celebrar su triunfo parcial, por lo cual decidieron jugar un partido de fútbol.
Se preguntaron todos mutuamente:
"¿Alguien posee un balón para poder jugar?"
Al unísono se escuchó un fuerte: "¡No!"
Miraron todos hacia diversos lados hasta llegar a la fosa común y se dieron cuenta que habían muchas cabezas de soldados rivales muertos en perfecto estado. A lo que uno de los soldados gritó:
"He aquí la solución del problema".

LEALTAD A LA MISIóN ENCOMENDADA
Un aviador tuvo a su cargo la misión de lanzar una bomba con el siniestro propósito de destruir una ciudad completa, éste con frío ímpetu cumplió su cometido y éstas fueran las declaraciones de los hechos que comentó en el cuartel general:
"Nunca había percibido una visión tan espectacular desde semejante altura, parecía el año nuevo en Nueva York, pero mucho mejor, ni se imaginan la cantidad de colores y brillos fulgorosos que brotaban desde las llamas, eran como bailarinas exóticas danzando ante una hermosa orquesta frenética... y ésto va a sonarles gracioso, pero luego la explosión tomó forma de una enorme coliflor en llamas...eh...a propósito, me dio hambre ¿Quedan bis-tecs todavía?

En El Cuartel

Un coronel estaba dentro de su oficina, disfrutaba de momentos placenteros en medio de la cruda guerra, fumaba habanos, bebía whiskey a destajo y manoseaba a dos juguetonas prostitutas de ocasión. Era un éxtasis en medio del caos, un paraíso minúsculo en medio del gran infierno de bombas, estallidos y muertes, cuando de pronto alguien golpea la puerta.
-"Pase" gritó calmadamente el coronel.
Se abrió la puerta, era un cabo segundo que venía a entregar una información.
-"Eeee...con permiso, disculpe si interrumpo algo coronel, pero debo comunicarle que tenemos 30 bajas humanas en el sector oriente del campo de batalla".
A lo que el coronel respondió: "Bah! ¿Sólo 30 hombrecillos? ¿Para eso eso se molestó en venir e interrumpirme? 30 es una cantidad muy insignificante, es cosa de llamar nuevos reclutas y asunto solucionado, ahora retírese por favor que estoy muy ocupado"
-"A sus órdenes mi coronel".

domingo, 27 de abril de 2008

Lilli's historietas 22





EL CUERVO - E.A.Poe




I
En una noche pavorosa, inquieto
releía un vetusto mamotreto
cuando creí escuchar
un extraño ruido, de repente
como si alguien tocase suavemente
a mi puerta: «Visita impertinente
es, dije y nada más » .

II
¡Ah! me acuerdo muy bien; era en invierno
e impaciente medía el tiempo eterno
cansado de buscar
en los libros la calma bienhechora
al dolor de mi muerta Leonora
que habita con los ángeles ahora
¡para siempre jamás!

III
Sentí el sedeño y crujidor y elástico
rozar de las cortinas, un fantástico
terror, como jamás
sentido había y quise aquel ruido
explicando, mi espíritu oprimido
calmar por fin: «Un viajero perdido
es, dije y nada más ».

IV
Ya sintiendo más calma: «Caballero
exclamé, o dama, suplicaros quiero
os sirváis excusar
mas mi atención no estaba bien despierta
y fue vuestra llamada tan incierta...»
Abrí entonces de par en par la puerta:
tinieblas nada más.

V
Miro al espacio, exploro la tiniebla
y siento entonces que mi mente puebla
turba de ideas cual
ningún otro mortal las tuvo antes
y escucho con oídos anhelantes
«Leonora » unas voces susurrantes
murmurar nada más.

VI
Vuelvo a mi estancia con pavor secreto
y a escuchar torno pálido e inquieto
más fuerte golpear;
«algo, me digo, toca en mi ventana,
comprender quiero la señal arcana
y calmar esta angustia sobrehumana »:
¡el viento y nada más!

VII
Y la ventana abrí: revolcando
vi entonces un cuervo venerando
como ave de otra edad;
sin mayor ceremonia entró en mis salas
con gesto señorial y negras alas
y sobre un busto, en el dintel, de Palas
posóse y nada más.

VIII
Miro al pájaro negro, sonriente
ante su grave y serio continente
y le comienzo a hablar,
no sin un dejo de intención irónica:
«Oh cuervo, oh venerable ave anacrónica,
¿cuál es tu nombre en la región plutónica? »
Dijo el cuervo: «Jamás ».

IX
En este caso al par grotesco y raro
maravilléme al escuchar tan claro
tal nombre pronunciar
y debo confesar que sentí susto
pues ante nadie, creo, tuvo el gusto
de un cuervo ver, posado sobre un busto
con tal nombre: «Jamás ».

X
Cual si hubiese vertido en ese acento
el alma, calló el ave y ni un momento
las plumas movió ya,
«otros de mí han huido y se me alcanza
que él partirá mañana sin tardanza
como me ha abandonado la esperanza »;
dijo el cuervo: «¡Jamás! »

XI
Una respuesta al escuchar tan neta
me dije, no sin inquietud secreta,
«Es esto nada más.
Cuanto aprendió de un amo infortunado,
a quien tenaz ha perseguido el hado
y por solo estribillo ha conservado
¡ese jamás, jamás! »

XII
Rodé mi asiento hasta quedar enfrente
de la puerta, del busto y del vidente
cuervo y entonces ya
reclinado en la blanda sedería
en ensueños fantásticos me hundía,
pensando siempre que decir querría
aquel jamás, jamás.

XIII
Largo tiempo quedéme así en reposo
aquel extraño pájaro ominoso
mirando sin cesar,
ocupaba el diván de terciopelo
do juntos nos sentamos y en mi duelo
pensaba que Ella, nunca en este suelo
lo ocuparía más.

XIV
Entonces parecióme el aire denso
con el aroma de quemado incienso
de un invisible altar;
y escucho voces repetir fervientes:
«Olvida a Leonor, bebe el nepenthes
bebe el olvido en sus letales fuentes »;
dijo el cuervo: «¡Jamás! »

XV
«Profeta, dije, augur de otras edades
que arrojaron las negras tempestades
aquí para mi mal,
huésped de esta morada de tristura,
dí, fosco engendro de la noche oscura,
si un bálsamo habrá al fin a mi amargura »:
dijo el cuervo: «¡Jamás! »

XVI
«Profeta, dije, o diablo, infausto cuervo
por Dios, por mí, por mi dolor acerbo,
por tu poder fatal
dime si alguna vez a Leonora
volveré a ver en la eternal aurora
donde feliz con los querubes mora »;
dijo el cuervo: «¡Jamás! »

XVII
«Sea tal palabra la postrera
retorna a la plutónica rivera,»
grité: «¡No vuelvas más,
no dejes ni una huella, ni una pluma
y mi espíritu envuelto en densa bruma
libra por fin el peso que le abruma! »
dijo el cuervo: «¡Jamás! »

XVIII
Y el cuervo inmóvil, fúnebre y adusto
sigue siempre de Palas sobre el busto
y bajo mi fanal,
proyecta mancha lúgubre en la alfombra
y su mirada de demonio asombra...
¡Ay! ¿Mi alma enlutada de su sombra
se librará? ¡Jamás!

Versión de Carlos Arturo Torres

jueves, 24 de abril de 2008

UN PEÁN (A PÆAN) - E.A.Poe


I

¿Cómo será leído el rito del entierro?
¿La solemne canción cantada?
¿El réquiem para las más bella muerta,
que haya muerto tan joven?

II

Sus amigos están contemplándola,
en su vistoso féretro.
¡Y lloran! ¡Oh!, deshonrar
la belleza muerta, con una lágrima!

III

Ellos la amaban por su riqueza
la odiaban por su orgullo.
Pero ella creció con salud feble,
y ellos la aman, pues murió.

IV

Ellos me dicen (mientras hablan
de su "costosa mortaja bordada")
que mi voz se está volviendo débil,
que no debería cantar de ningún modo.

V

¡Oh, que mi tono debiera
adecuarse a tan solemne canción
tan lastimera, tan lastimera,
que la muerta no sintiese agravio.

VI

Pero ella se ha ido arriba,
con la joven esperanza a su lado,
y yo estoy embriagado con el amor
de la muerta, que es mi novia.

VII

De la muerta de la muerta que yace
toda perfumada aquí,
con la muerte en los ojos,
y la vida en el cabello.

VIII

Así en el ataúd recio y largo
yo golpeo. El susurro enviado
por las grises cámaras a mi canción
será el acompañamiento.

IX

Tú bien moriste en el junio de tu vida,
pero no moriste demasiado bella
no moriste demasiado pronto,
no con demasiada calma en el aire.

X

Por eso, para ti esta noche
no elevaré un réquiem,
pero te llevaré en tu vuelo,
con un peán de antaño.

miércoles, 16 de abril de 2008

El mundo - E.Galeano


Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Encuentro con el diablo - C.Garcia


Nunca pensé encontrarme con el diablo
tan vivo y sano como vos y yo
Tenía la risa que le dan los años
y la confianza que le da el temor
Nunca pensé encontrarme con el sabio
que me analiza como una ecuación
que espera una respuesta de mis labios
mientras estoy cantando esta canción
Yo solo soy un pedazo de tierra,
no me confunda señor por favor
Nunca pensé encontrarme con el jefe
en su oficina de tan buen humor,
pidiéndome que diga lo que pienso
qué pienso yo de nuestra situación
Yo solo soy un pedazo de tierra
no me confunda señor por favor
Yo solo soy uno más en la tierra
yo soy uno más bajo el sol
Que tensión que hay en el ambiente
cuantos pensarán como yo
Si las papas están calientes
¿por qué tengo que ser yo
el que dé el primer mordiscón?