domingo, 21 de diciembre de 2008

Vida y obra de T.Lilli 8 (y de M.Ferri)



la nona de ferri



ferri gatillando en fisherton

¿que la amistad entre el perro y el gato no existe?

pizza por la cocinerita

basquetball

mas basquetball

el exelso matias ferri

perro y fondo de reposera

reposera

tubo


cielo, pino y tegido

mas mas basquetball

viernes, 12 de diciembre de 2008

jueves, 11 de diciembre de 2008

Ascensor - T.LiIli

Video: T.Lilli
Música: Bela Fleck and the Flectones - Suncet Road
Esta es otra prueba así que no se asusten de lo mal hecho que está.

video

viernes, 5 de diciembre de 2008

Jazz Casual 2

charlie parker - sessions I

charlie parker - sessions II


B.B. King on Ralph Gleason's Jazz Casual 1968 Part 1

B.B. King on Ralph Gleason's Jazz Casual 1968 Part 2

Animacion - T.Lilli

esta muy mal hecho
el tema: Cantaloupe island
interpretes: jazz jamaica
autor: Herbie Hancock
a ver...
video

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Recuerdos del presente - M.Ferri

Aquí una poesía de un amigo o un hermano quizá.
Grande Ferri.

Recuerdo que su figura se va,
Que el río se seca,
Que el árbol muere,
Que tu sombra se desnuda.

Recuerdo la Av. Pellegrini,
Un celular encendido,
Un auto andando,
Una sociedad dominada bajo esa industria.

Recuerdo comidas en latas de un metal calido,
Nueva madre,
Tecnología,
Nueva basura.

Recuerdo tus besos sin pasión,
Tu cuerpo frío,
Tu boca comprada,
Tu genital a precio alto.

No logro acordarme de hacer el amor
A un precio indiferente,
Y como un fuego,
Te tiro cuando te consumes en mis manos.

martes, 2 de diciembre de 2008

El Domador de leones recuerda - T.Tzara


mírame y sé color
más tarde
tu reír como sol por liebres por camaleones
aprieta mi cuerpo entre dos líneas anchas que el hambre
sea claridad
duerme duerme ¿ves?
somos pesados antílope azul sobre glaciar
oreja en las piedras bellas fronteras
oye la piedra
viejo pescador frío grande con letra nueva aprender las
muchachas de hilo de hierro,
y azúcar giran largamente
los frascos son grandes como los parasoles blancos oye
rueda rueda rojaen las colonias
recuerdo olor de limpia farmacia vieja sirvienta
caballo verde y cereales
cuerno grita
flauta
equipajes corrales oscuros
muerde sierra ¿quieres?
horizontal ver.

Veinticinco poemas, 1918

domingo, 23 de noviembre de 2008

Vivir de cubos de basura - C.Bukowsky

Gran poeta el que me hizo conocer un amigo.


El viento sopla fuerte esta noche
Y es viento frío
Y pienso en los chicos
De la calle.
Espero que algunos tengan
Una botella de tinto.

Cuando estás en la calle
Es cuando te das cuenta de que
Todo
Tiene dueño
Y de que hay cerrojos en
Todo.
Así es como funciona la democracia:
Coges lo que puedes,
Intentas conservarlo
Y añadir algo
Si es posible.

Así es también como funciona
La dictadura
Sólo que una esclaviza
Y la otra destruye a sus
Desheredados.

Nosotros simplemente nos olvidamos
De los nuestros.

En cualquier caso
Es un viento
Fuerte
Y frío.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Mi perro - T.Lilli


Mi perro es como un humano
pero con una virtud
que marca la diferencia.
Que es perro y no humano

viernes, 21 de noviembre de 2008

Estencil - T.Lilli





Remera cualquier talle y color de $15 a $20

Murales y Graffitis - F.Traverso

espectacular...
abajo hay info. sobre el trabajo del artista plastico Fernando Traverso.





350, intervencion urbana


Escuela provincial de danzas y Artes "Nigelia Soria"

Escrache a Liliana Isidori de Amelong, Fisherton, rosario

Entrada del teatro, espacio del grupo "libertablas". Camilo aldao Pvcia. de Cordoba

Escrache en la sede rosarina de Sobisch, governador de neuquen

La Carta

En octubre de 2006, comence a trabajar en una nueva propuesta: pintar "sobres" de color blanco tamaño carta en diferentes pisos,
utilizando la técnica del esténcil y aerosol.
Esta pequeña imagen ha empezado a aparecer por distintos lugares:
En el umbral de la puerta de amigos;
En el asfalto, cerca de una carpa de desocupados;
Frente a la casa de un torturador;
En la playa de una estación de servicio abandonada;
Frente al viejo cine abandonado en Camilo Aldao provincia de Córdoba;
En las casas de mis amigos exiliados en Europa;
Frente a las rejas del Fuerte de San Cristóbal de Pamplona;
En la puerta de la CGT de los Anarquistas de Madrid;
Frente a las casas del Barrio de Inmigrantes “Prosfigika” de Atenas;
En la ronda de las Madres, en la Plaza 25 de Mayo de Rosario;
Frente al Centro Clandestino de Desaparición y Tortura “El Pozo” de Rosario;
En diferentes marchas populares…


350, intervención urbana

Las “bicis” pasaron por diversas técnicas, desde pintadas con acrílico sobre una tela, o serigrafiadas sobre PVC transparente, hasta colocadas en forma real. También pasaron por distintos soportes, éstos cada vez más espaciales.
Fue un proceso, un recorrido. Desmaterializar el objeto. La necesidad de no tener mas soportes “prefabricados”, me llevó a mirar la calle como tal.
Había resuelto colocar, por las paredes de la ciudad, siluetas de bicicletas vacías que parecieran reales. Para ello necesitaba, en primer lugar, un gran esténcil. No fue tarea fácil resolverlo. Tenía que ser liviano, transportable y además preciso en sus dimensiones y en la representación del objeto que quería estampar.
Elegí el 24 de marzo de 2001 para dejar estampada la primera bicicleta en una de las paredes de mi ciudad.
Recuerdo que para ese entonces también hicimos una intervención con el grupo En Trámite, en la plaza San Martín de Rosario, frente a lo que fuera un centro clandestino de detención y tortura.
Esa noche, de madrugada, salí con el molde y el aerosol en la mano. Había visto una pared propicia. Quería hacer la “prueba de artista”. Tenía mucha necesidad de ver el resultado.
Recuerdo que las primeras bicicletas las realicé caminando, eligiendo paredones cerca de mi casa. Las realizaba de noche, muy tarde. De regreso, a veces, debía apurarme porque amanecía, y las calles comenzaban a poblarse.
Otra opción fue la de salir los domingos por la mañana, bien temprano. Al principio lo hice con Rafael, un amigo, que conocí durante mis años de exilio, en la ciudad de Saladas, provincia de Corrientes. Me llevaba en su auto para poder estamparlas en lugares muy alejados.
Varios amigos me ayudaron a movilizarme por los barrios periféricos. Recuerdo a Diego, Sergio, Cristian, Marita y Ana, mi sobrina. Con unos realizaba la zona sur, con otros la céntrica; cada uno tenía su preferencia para llevarme a determinados lugares, a lo cual accedía porque me contagiaban su entusiasmo.

La salida con Marita, mi compañera de militancia allá por los años setenta y más tarde mi compañera de grupo, la hicimos un domingo muy temprano. Recuerdo que, cerca del mediodía, después de hacer varias, elegimos un edificio ubicado en la intersección de las calles San Martín y Urquiza. Pensé que había sido una elección al azar. Pero no fue así, ya que luego de haber estampado la bici, ella me dijo que su compañero había salido de ese lugar y no lo había vuelto a ver más.
Ahora, cuando paso por esa esquina, es inevitable ver las dos ausencias, la de Oscar y la de esa bicicleta, que ya taparon.

Más tarde tuve que hacer otro esténcil, un poco más cómodo para su traslado. Resolví dividirlo en tres partes en vez de dos. Usé en este caso, para que fuera más liviano, varillas de madera delgadas para la construcción del marco. Recuerdo que lo llevaba como un bolso, colgando del hombro con una correa. Probé transportarlo en mi bici y funcionó. A cualquier hora salía de “pintada”.
De cada una de las bicis tengo un registro fotográfico que fui tomando luego de estamparlas. Durante mis salidas diurnas, no había problemas, llevaba mi camarita colgando del cuello, estilo turista; pero cuando lo hacía de noche, regresaba al día siguiente para sacarles una fotografía.
Recuerdo que era fantástico salir a buscarlas.
A casi tres años de la primera, la última quise realizarla cerca de donde vivía “El Cachilo”. (Caído en el allanamiento del edificio de Bv. Oroño entre Córdoba y Rioja, en diciembre de 1976). Recuerdo que siempre andaba en la bicicleta de su tío. Era una de esas inglesas de color negro, con frenos a varilla y el asiento de cuero. Ya era una reliquia para aquel entonces.
Diego, por ese entonces estaba realizando un documental sobre éste trabajo y siempre me decía que a la última “pintada”, deseaba darle un marco especial y que filmaría la acción, mientras la estuviera realizando.
Fue así que, para ésta ocasión, el 13 de abril de 2004, se armó un set de filmación, donde no faltó nada. Cuidaron la iluminación, porque la cuadra era muy oscura. Se valieron de un carro especial para tomar imágenes en movimiento. Usaron una cámara de 16 mm. y también una digital.
Hacía calor y todos los vecinos estaban observando la escena y algunos hasta sacaron las sillas a la vereda. Esto nos llevó muchas horas de trabajo, creando gran expectativa. Mientras tanto, Federico, era el encargado de hacer “fotofija”.
Hoy tengo más de diez álbumes de fotografías, que registran toda ésta acción. Con un poco de nostalgia a veces, reviso las imágenes y entonces es inevitable que me remonte a los distintos momentos. De cada una de ellas podría contar una historia, como por ejemplo, la que quedó a medio hacer en la ex jefatura de policía, debido a que un oficial me detuvo al descubrirme. En otra oportunidad, un joven que venía de trabajar me llevó en su auto para que le pintara una en la pared de su casa; cargamos las dos bicicletas, la real en el baúl del coche y la otra, la del esténcil, en el asiento trasero y partimos. El dialogo que se generó durante el viaje fue maravilloso. Al llegar, la hicimos en silencio, pues quería darle la sorpresa a su mujer cuando se levantara a la mañana. O sino cuando salía en las noches de invierno, muy abrigado, con mi gorro de lana y cuellera, y veces, a la madrugada, me encontraba con los chicos que salían de los boliches que pedían que me sacara el abrigo de la cara, porque querían conocerme.
En la actualidad, después de cinco años de ese 24 de marzo de 2001 en que pinté la primera, todas las mañanas, al ir a mi trabajo en bicicleta me cruzo con otros ciclistas y a su vez con esas otras estampadas en las paredes. Estoy seguro que algunos, después de verlas ahí, tan solas y desamparadas, siguen viaje armando una poesía en su cabeza.

Fernando Traverso



Fuente: http://www.fernandotraverso.com/

domingo, 16 de noviembre de 2008

sábado, 15 de noviembre de 2008

está para el otro lado... - T.Lilli


Hey, escuchen...
la felicidad esta para el otro lado...
¿que buscan?
¿que el caparazon salga del caracol?